Esto es algo con lo que desde pequeño de algún modo ya intuía o almenos lo estaba percibiendo… La increíble sensación de aprender a programar código es la forma inversa de aprender.

Para entenderlo es como si te pusiera el ejemplo de cuando aprendes cualquier tarea nueva de la que no sabes absolutamente nada y tu proceso por lo general simplemente será uno de estos dos:

  • O darás palos de ciego hasta que puedas cumplir con esa tarea
  • O alguien que ya sabe ejecutar esa tarea te enseñará paso a paso como hacerla

En ambos casos recibirás una serie de instrucciones por lo general ordenadas de inicio a fin para conseguir ese fin, tu misión será la de retener esos pasos mediante la memoria o mediante la práctica.

Fíjate que en realidad estas adquiriendo unas órdenes que deberás ejecutar uno tras otro; cuando realices el paso 1, entonces relaiza el paso 2…y así sucesivamente.

Cuando alguien está programando para que una máquina realice una tarea, uno debe desgranar todas las sub-tareas que hay que realizar para cumplir con ello ya que debe enseñar a la máquina cómo hacerlo, es decir cuáles son los pasos que debe ejecutar teniendo en cuenta cualquier casuistica.

Es por eso que las personas que se dedican a la programación tienen cierta sensibilidad con el raciocinio a la hora de realizar cualquier tarea y eso es de gran ayuda para muchos contextos.

Ocurre del mismo modo cuando un maestro adquiere más sensibilidad emocional con las personas al tratar con niños.

Os dejo este vídeo donde se explica más sobre el tema

Met El Idrissi

Met El Idrissi

Desarrollador web WordPress freelance y emprendedor tecnológico en aplicaciones web SaaS